Tipos de demoliciones

Tipos de demoliciones

Tipos de demoliciones

Existen varios tipos de demoliciones relacionados con el tipo de estructura que se va a derribar y las condiciones y particularidades que la rodean. No es lo mismo demoler una casa aislada que un edificio en medio de una zona urbanizada, o un depósito en una zona industrial.

En nuestra empresa de construcción tenemos más de 30 años de experiencia en edificación industrial y obra civil, así como en todos los tipos de demoliciones. Hemos realizado cientos de derribos y demoliciones adaptándonos a las distintas condiciones y a la localización de cada estructura.

Los distintos tipos de demoliciones y derribos son operaciones complicadas que siempre entrañan un cierto grado de peligro, por lo que deben ser ejecutados por personal especializado y con experiencia, de manera que nadie salga lastimado ni haya daños colaterales que lamentar.

 

¿En qué consiste una demolición?

 

Se habla de demolición en construcción cuando se elimina una estructura arquitectónica, como una vivienda, un edificio o una instalación industrial.

Estas estructuras están formadas por una combinación de distintos materiales, como ladrillos, concreto, estructuras metálicas, tuberías, redes de cables y cerámica, entre otros, que implican distintos grados de dificultad y peligro cuando hay que derribarlos.

Es por ello por lo que este trabajo debe ser realizado por profesionales como los nuestros, capacitados para realizar todos los tipos de demoliciones de estructuras industriales o de obra civil.

 

Tipos de demoliciones: causas

 

Una demolición se emprende por diversos motivos:

  • Por razones de seguridad. Porque la obra se encuentra tan deteriorada que es mejor derribarla para construir una nueva, en lugar de intentar restaurarla.
  • Por nuevos proyectos. Porque en el espacio donde se encuentra la actual estructura se proyecta levantar una de mayor envergadura, como cuando se reemplaza una casa por un edificio.
  • Por renovación parcial o total. Cuando es necesario derribar una parte de la estructura para levantar otra.
  • Por razones legales. Cuando existe una orden de demolición por parte del gobierno municipal, autonómico o nacional.
  • Demoliciones por siniestros. Se realizan cuando las estructuras han sido afectadas por alguna clase de catástrofe o accidente: incendios, inundaciones, derrumbes o terremotos, entre otros eventos.

 

Tipos de demoliciones por métodos

 

Para diferentes tipos de demoliciones utilizamos también métodos distintos.

 

Demolición manual

 

Se utiliza sobre todo cuando la demolición no va a ser total (se van a dejar en pie paredes, techos u otras estructuras), cuando la disposición de la estructura a derribar no permite el uso de equipos mecánicos, o hay condiciones en la estructura que obligan a un trabajo de precisión.

En estos casos nuestro personal utiliza herramientas y equipos de pequeño porte para derribar o desmantelar lo que haga falta para reciclar o reutilizar.

La demolición manual es frecuente en viviendas con menos de tres plantas, o en edificios con viviendas muy próximas en sus distintos flancos.

También se utiliza en otros tipos de demoliciones, como una primera fase, para recuperar material valioso o que se puede reciclar, o para controlar situaciones que podrían generar peligro, antes de pasar a la demolición mecánica o al uso de explosivos.

La demolición manual puede necesitar un poco más de tiempo, pero permite recuperar y reciclar una mayor cantidad de material.

 

Demolición mecánica

 

La demolición mecánica es aquella que se realiza utilizando equipos y maquinarias de mayor porte para derribar paredes y techos, arrastrar y acumular escombros, y despejar áreas o superficies de distintas dimensiones.

En esta labor se utilizan palas mecánicas, retroexcavadoras, camiones volcadores (para el retiro de los residuos y escombros), distintas clases de martillos mecánicos, demoledores primarios, etc.

Es de los tipos de demoliciones a los que se acude para derribar edificios o grandes estructuras industriales; y entre sus ventajas está el hecho de que la demolición y la limpieza del terreno se realiza rápidamente, aunque tiene un mayor coste por el uso de las maquinarias.

También hay que mencionar que el personal que trabaja en demoliciones mecánicas es más especializado, y los equipos más costosos, lo que en caso de demoliciones de más de un día implica también la presencia de personal de seguridad, para resguardar los equipos.

 

Demolición por explosivos

 

Son las demoliciones más espectaculares, y todos alguna vez hemos visto una en televisión o en películas.

Es también una de las actividades que exige mayores niveles de especialización, ya que se trata de demoler una gran estructura a través del uso de cargas explosivas colocadas estratégicamente, para que esta se derrumbe y caiga en determinada dirección.

Es un tipo de demolición que exige una preparación previa y cálculos muy precisos antes de ejecutarse. También requiere de varios trámites y permisos por la cantidad de ruido y polvo que puede generar.

Las demoliciones con explosivos son perfectas para grandes estructuras, como edificios de mucha altura o estructuras que ocupan mucha superficie. Pero requieren de maquinaria y personal, una vez pasada la explosión, para la retirada y clasificación de los materiales y escombros.

 

Desguace y desmantelamiento industrial

 

Es el tipo de demolición que se realiza especialmente en estructuras o instalaciones industriales.

El desmantelamiento y desguace de las instalaciones industriales es una labor que se realiza para instalar nuevas estructuras y para obtener un máximo aprovechamiento de los materiales recuperados.

Es una labor que implica la separación de materiales útiles de residuos y escombros, y la retirada de todos estos materiales.

Se hace de forma manual, utilizando herramientas y equipos de pequeño porte, y aunque implica más tiempo, también puede reportar mayores beneficios económicos para aquellos que contratan la demolición.

 

Las demoliciones y la gestión de residuos

 

Un aspecto fundamental en las actividades que involucran los distintos tipos de demoliciones es qué se hace con los escombros y distintos materiales resultantes de esta actividad.

Nuestra empresa es pionera en el reciclaje de escombros utilizando maquinaria móvil, o de manera manual cuando es necesario.

Cumplimos con las normas ambientales de gestión de residuos y tenemos capacidad para trasladar los materiales y escombros a centros de reciclaje y manejo de residuos debidamente autorizados.

Si estás considerando llevar a cabo una demolición en Barcelona o Cataluña, no dudes en contactarnos. Podemos hacer una evaluación preliminar, ofrecerte varias alternativas e indicar cuáles pueden ser los riesgos y dificultades a solventar.